Skip to content
Fitness Red

Así ha sido la evolución de los accesorios deportivos en el gimnasio

Parece mentira, pero sin darnos cuenta, hemos evolucionado de lo lindo en todos los aspectos que nos relacionan al gimnasio. Por hablar de algo en concreto podríamos hablar de los accesorios deportivos para hombres, que han tenido una evolución gigantesca, porque hay que reconocer que los hombres desde hace más de 100 años son fieles a los gimnasios, siendo los que en mayor cantidad frecuentan cualquier gym. Eso sí, en estos últimos años, la cantidad de mujeres afiliadas a un gimnasio está siendo cada vez mayor. ¡Por fin tenemos mujeres en los gimnasios!

Pero si quieres saber cual ha sido la evolución que han tenido tanto la ropa deportiva como los accesorios deportivos, debes seguir leyendo nuestro artículo.

Evolución de la ropa deportiva desde inicios del siglo XX

Antes del siglo XX la ropa deportiva solía cubrir por completo a los deportistas, pero desde ese entonces, la ropa contribuyó a mejorar el rendimiento del deportista.  Tanto hombres como mujeres no han hecho otra cosa que no sea verse beneficiados por los accesorios y la ropa deportiva año tras año.

De 1920 a 1950 la ropa fitness era en su mayoría para hombres, ya que había pocas mujeres (en comparación con el día de hoy) que hicieran deporte.  Solía ser ropa sencilla que cubría todo el cuerpo, sobre todo la ropa de mujeres, que ni si quiera tenían diseños decentes.

Si miramos partidos de tenis, vemos que los hombres incluso tenían que usar blazers y las mujeres sombreros, medias altas o vestidos.

Entre 1940 y 1950 empezó a utilizarse ropa deportiva más cómoda que permitía que los movimientos del cuerpo destacasen más. Nacieron las fibras sintéticas como el famoso nylon y cada deporte empieza a tener sus propias tecnologías en vestimentas.

De 1950 a 1960 empieza a destacar la indumentaria que se vendía como “resistente al viento”, además que empiezan a nacer nuevos estilo e intereses. A pesar de que la ropa deportiva estaba destinada a los deportistas, empezaron a nacer programas de televisión que te incentivaban para hacer deporte en casa, por lo tanto, muchas personas, sobre todo mujeres, empezaron a ejercitarse en casa y por consecuencia, adquirir su propia ropa deportiva. Fue un año en el cual el algodón fue el principal protagonista.

De 1970 a 1980 empieza a ser el fitness una de las mayores aficiones. Empiezan a destacar la ropa deportiva más ceñida para mujeres. Se visten con mallas largas o leotardos, pero sobre todo haciendo hincapié en colores muy vivos.

Los años 1980-1990 empiezan a ser los años de la tecnología.  Se empiezan a combinar chándales con crop tanks. Mallas y leotardos siguen estando al alzar y son usados durante muchos años más.

Principios del año 2000 vino con mucho interés por hacer ejercicio por parte de todos ya que además, empezaron a desarrollarse nuevas disciplinas deportivas. Ya cada uno tenía su ropa específica dependiendo de la modalidad que hubiese elegido.

Del 2010 hasta hoy parece ser que todo el mundo se considera atleta profesional porque no hay nadie que descuide su indumentaria cuando vaya a hacer algún ejercicio físico. Sea cual sea, pero sobre todo cuando se trata del fitness. Saben que les puede ayudar en mejorar su rendimiento, como por ejemplo, un bañador para un especialista de la natación. Ir con una indumentaria ligera a bien seguro le hará ganar unas décimas.

Y aun podríamos hablar en otro artículo sobre muchos más accesorios que se utilizan hoy en día en un gimnasio y que hace años eran impensables, como los smartphones llenos de música, los calentadores, muñequeras, rodilleras, etc. Pero eso, como hemos mencionado, será en próximos artículos de fitnessred. Un saludo y gracias por leernos una vez más.