Skip to content
Fitness Red

9 beneficios de la sandía para la salud

Votame!

Los beneficios de la sandía para la salud son muchos, que incluyen la prevención de trastornos renales, la hipertensión arterial, prevención de cáncer, enfermedades del corazón, la diabetes, el calor excesivo, la degeneración macular y la impotencia.

La sandía puede parecer sólo una gran bola de agua, pero todos sabemos que no hay nada más refrescante que una rebanada de sandía en un día de verano.

Pero, ¿necesitamos saber cuál es la verdadera razón por la cual las personas van al supermercado todo el verano para comprar una fruta tan grande e inusual como esta?… hay muchas razones.

Las sandías son consideradas una planta de flor de vid nativa del sur de África, allí la mayor variedad silvestre es abundante, desde el tipo dulce al amargo, y de tamaños variados.

La sandía se migró hacia el norte de Egipto, fue cultivada en el Valle del Nilo, y finalmente se trasladó hacia el este, en China, aproximadamente a mil años atrás.

Actualmente, la sandía se cultiva en todo el mundo.

Ella se cultiva específicamente para crecer bastante y que quede más jugosa, lo que resulta en un fruto enorme con el que muchos de nosotros estamos familiarizados.

La cubierta exterior verde es dura y carnosa y raramente comida, mientras que en la parte interior encontramos una carne suave, roja o rosa que contiene muchas semillas, esta es la parte de la sandía que normalmente se consume.

En cuanto al acceso a los beneficios medicinales totales de las sandías, es altamente dependiente de la variedad de sandía y de la maduración.

El beta caroteno y el licopeno son generalmente bio-disponibles en grandes cantidades, una vez que la sandía está madura, no te quedes con miedo de comer una parte de la cáscara de la sandía.

Allí también hay algunos nutrientes, especialmente la fibra.

Beneficios de la sandía

La lista es larga, ya que la sandía tiene muchos efectos saludables, en donde los beneficios son derivados principalmente de sus nutrientes únicos.

Estos nutrientes incluyen vitaminas, minerales y compuestos orgánicos, como buena cantidad de vitamina C, magnesio, calcio, fibra, proteínas y una gran cantidad de potasio.

Además, contienen vitamina A, vitamina B6, niacina, tiamina y una gran variedad de carotenoides y fitonutrientes, incluyendo el licopeno.

Estos componentes de las sandías contribuyen a su mayor impacto en la salud; vamos a explorar más detalles acerca de estos beneficios a continuación.

1. Reduce la temperatura corporal

La sandía es efectiva para reducir la temperatura corporal y la presión arterial.

Muchas personas en las regiones tropicales comen esta fruta todos los días durante la tarde durante el verano para protegerse del calor excesivo.

En la India, usted encontrará la fruta para vender en casi todas las calles durante la temporada de verano.

La gran cantidad de agua contenida en la sandía también estimula la liberación de exceso de líquido en forma de sudor, que enfría su cuerpo aún más durante los días calurosos de verano.

2. Problemas en los riñones

Las sandías contienen una gran cantidad de potasio, que es muy eficaz en la limpieza o lavado de las deposiciones tóxicas en el riñón.

Además, es útil para reducir la concentración de ácido úrico en la sangre, reduciendo así las posibilidades de daños en los riñones y la formación de cálculos renales en este órgano.

Por ser alta en contenido de agua, la sandía induce orina frecuente, lo que es nuevo es útil para la limpieza de los riñones.

Además, los antioxidantes presentes en la sandía garantizan una buena salud de los riñones durante mucho tiempo y reducen los signos de envejecimiento prematuro, como arrugas y manchas de la edad en la piel.

3. Reduce la presión

Una buena cantidad de potasio y magnesio presentes en la sandía puede ser muy eficaz en la reducción de la presión arterial.

El potasio es considerado como un vasodilatador, lo que significa que libera la tensión de los vasos sanguíneos y las arterias, estimulando así el aumento del flujo sanguíneo y reduciendo el estrés en el sistema cardiovascular.

Los carotenoides presentes en estos frutos también evitan el endurecimiento de las paredes y las venas de las arterias, ayudando así a reducir la presión arterial y las posibilidades de formación de coágulos de sangre, derrames cerebrales, ataques cardíacos y la aterosclerosis.

4. Ayuda para diabéticos

Los pacientes diabéticos, que deben llevar una dieta con bajo consumo de energía y bajo contenido de azúcar, muchas veces se quejan de pasar hambre, porque no pueden comer sus dietas básicas, lo que les da la sensación de alimentación incompleta.

Las sandías pueden ser un buen complemento para ellas.

A pesar de ser dulce, una cuña gruesa dará pocas calorías, una vez que el noventa y nueve por ciento de su peso total se compone de agua y forraje.

Además, las varias vitaminas y minerales, tales como la ayuda de potasio y de magnesio en el buen funcionamiento de la insulina en el cuerpo, reduce el nivel de azúcar en la sangre.

La arginina, otro componente que se encuentra en las sandías, es muy eficaz para aumentar el impacto de la insulina en el azúcar en la sangre.

Los pacientes diabéticos pueden consumir carnes y ensaladas hechas con cáscaras de sandía.

5. Previene el cáncer

Las sandías están siendo cada vez más deseadas los últimos años, principalmente debido a su impresionante nivel de licopeno, un compuesto de fitotronetos carotenoides que está cada vez más ligado a la prevención del cáncer.

A medida que pasan los años y los estudios siguen produciendo resultados consistentes, el licopeno ha demostrado reducir significativamente los riesgos de cáncer de próstata, mama, colon, cáncer de pulmón y de endometrio.

En resumen, entre el potencial antioxidante de la vitamina C y el impacto del licopeno, la sandía es una excelente fruta cáncer!

6. Mejora las funciones cardíacas

El lipoceno, un carotenoide encontrado en abundancia en la sandía, mejora las funciones cardíacas.

El beta-caroteno, conocido por sus notables acciones antioxidantes y propiedades anti-envejecimiento, también puede mantener su corazón más joven previniendo problemas cardíacos relacionados con la edad.

La fibra de la sandía y su energía muy baja, junto con la ayuda de la vitamina C, carotenoides y potasio (el potasio reduce el riesgo de un ataque al corazón), ayuda a reducir el colesterol y mantener su corazón seguro de una variedad de condiciones peligrosas.

7. Impotencia

La arginina, presente en la sandía, es beneficiosa en el tratamiento de la disfunción eréctil, y la naturaleza estimulante del producto químico puede aumentar la libido, reducir la frigidez y dar un puntapié inicial a su vida amorosa, después de disfrutar de unas rodajas de sandía juntos.

8. Evita la degeneración macular

No se preocupes por la salud de los ojos y la degeneración macular relacionada con la edad si usted tiene el hábito de comer mucha sandía, ya que con el beta caroteno, la vitamina C, la luteína y la zeaxantina, tus ojos estarán bien protegidos.

Ellos velarán por la protección de sus ojos contra la ceguera y la degeneración relacionada con la edad, y estos antioxidantes protegerán sus ojos de otras enfermedades relacionadas con la edad, como la sequedad de los ojos y los nervios ópticos, así como el glaucoma.

9. Otros beneficios de la sandía para la salud

Las semillas de la sandía son ricas en grasas saludables y proteínas.

Por otro lado, las sandías también contienen fitonutrientes que tienen excelentes efectos en la salud y en el buen funcionamiento de los órganos internos, de los ojos y del sistema de secreción.