Tipos de calentamiento en educación física

Tipos de calentamiento en educación física

Conocer los tipos de calentamiento en educación física te dará la oportunidad de otorgarles una formación más completa a los estudiantes, teniendo en cuenta no sólo las necesidades que parten de la actividad, sino también de sus condiciones.

Descubre todo lo que necesitas saber sobre este tema y quizá un poco más, aquí.

¿Cuáles son los tipos de calentamiento en educación física?

Por su propia naturaleza debemos entender que el calentamiento preventivo suele ser de baja intensidad. Pero la misma puede variar y es que en este caso todo dependerá de la persona a la cual se haya dirigido. Teniendo en mente que se busca preparar el cuerpo, no agotarlo o atrofiarlo.

La necesidad de que existan diferentes tipos de calentamiento en educación física parte de que estos se hacen específicamente necesarios pensando en la actividad que se hará luego. Entre las formas más comunes para calentar están:

  1. El calentamiento general

El objetivo del calentamiento general está en involucrar la mayor cantidad de músculos que se pueda para así acondicionar el cuerpo para la actividad física que se hará después. Este es el típico que realizamos desde que estamos pequeños en las escuelas y niveles educativos posteriores.

Es importante que se entienda entonces que es el básico, en el que buscamos involucrar a todo el cuerpo en el proceso de calentamiento, ya que no nos centraremos de manera específica en algún grupo muscular. Le estaremos dando la misma importancia a cada uno de ellos y dedicando el mismo tiempo.

Con el calentamiento general se espera que, de forma global, el cuerpo vaya aumentando su temperatura muscular, su frecuencia cardiaca, entre otros. Esto con el fin de que nuestro sistema inicie la fase de activación y optimización para la quema de calorías que producirá la actividad física a realizar.

Por lo general se lleva a cabo partiendo de movimientos globales y de ejercicios de intensidad moderada. No se aconsejan que se realicen ejercicios con picos de velocidad elevados, como es el caso del sprint, o el disparo a la portería con fuerza, entre otros más específicos para ciertas actividades.

Calentamientos

  1. Calentamiento específico

El calentamiento específico se lleva a cabo luego de que hemos ayudado a nuestro cuerpo a entrar en calor con el calentamiento general. por lo que este depende completamente del anterior para que se pueda hacer bien y beneficiarnos de la manera correcta del mismo.

En esta versión el objetivo es más que sencillo, se espera trabajar de forma específica con aquellos músculos y articulaciones que estarán implicados de forma directa en la actividad física que se procederá a realizar momentos después. Por lo que, todos aquellos que no tienen que ver, son dejados de lado.

En la mayoría de las veces los ejercicios que ayudan a calentar de esta manera tienen una gran similitud con los que se estará haciendo tiempo después, en lo único que varían es en la intensidad con la cual lo estaremos haciendo. Por lo general es baja, o muy baja.

Para que se entienda un poco mejor coloquemos un ejemplo fuera de lo que sería la educación física. Una vez hemos calentado de forma global nuestro cuerpo en el gimnasio podemos hacer una, o dos series, del primer ejercicio que desarrollaremos con menor peso del habitual para calentar, trabajando la zona en específico.

De esta manera se espera que, luego de que todo nuestro cuerpo se ha activado, ayudemos específicamente a los músculos y las articulaciones que estarán implicados en la sesión de entrenamiento a calentar y fortalecerse para que se disminuya el riesgo de sufrir alguna lesión y se gane mayor resistencia.

  1. Calentamiento dinámico

Cuando se trata del calentamiento dinámico podemos apreciar que se hace mayor énfasis para que se entre en calor con movimientos que le dan relevancia al movimiento articular que poseen las distintas partes de nuestro cuerpo. Por lo que es una manera muy alternativa de activar nuestro sistema.

Pongamos un ejemplo breve, imagina que siempre entras en calor haciendo un pequeño trote. En cambio, de este, cuando se trata de calentamiento dinámico, pasarás a hacerlo con ayuda de algunos ejercicios como es el caso de rodillas al pecho, giros de cadera, talones al glúteo, entre otros.

Es un tipo de calentamiento que se usa especialmente en la práctica de procesos biológicos muy variados, como es el caso de la fuerza, la propiocepción, la flexibilidad, para trabajar el control de la respiración, para ayudar a ganar equilibrio, entre algunas otras rutinas que no se desarrollan por cualquiera.

El calentamiento dinámico es conocido por ir más allá de lo físico. En él no sólo se están evidenciando algunas propiedades físicas, sino también entran en juego algunas psicológicas. Es normal que se vean desplazamientos cruzando las piernas, entre otras prácticas que se deben pensar un poco más.

  1. Calentamiento preventivo

Este es quizá el tipo de calentamiento en educación física que nunca llegaste a hacer, o hiciste una que otra vez, ya que la frecuencia con la que se practica es realmente baja. Pero, en algunos casos, puede llegar a ser más que interesante de llevar a cabo.

Con el calentamiento preventivo se ponen en práctica instrucciones específicas que son indicadas por el docente para que así se puedan prevenir las lesiones que pudiesen generarse de forma directa con la actividad que luego se estará realizando. Por lo que podría decirse que es una variante del calentamiento específico.

Sin embargo, el nombre de “preventivo” sirve porque no sólo nos ayudará a ahorrarnos el que nuestro cuerpo sufra de alguna lesión. En los casos donde ya hemos sido expuestos a esta se trabaja con este tipo de calentamiento para que así se prevenga que la misma empeore.

Por su propia naturaleza debemos entender que el calentamiento preventivo suele ser de baja intensidad. Pero la misma puede variar y es que en este caso todo dependerá de la persona a la cual se haya dirigido. Teniendo en mente que se busca preparar el cuerpo, no agotarlo o atrofiarlo.

Tipos de calentamiento

¿Cómo calentarás de ahora en adelante?

Ya que sabes cuáles son los tipos de calentamiento en educación física puedes hacerte una idea de cuál necesitas y cuando, porque no hay que casarse sólo con uno, se deben usar todos según sea el escenario previo a la actividad pronta a realizar.

¿Crees que el calentamiento es esencial antes de cualquier entrenamiento? Déjanos en los comentarios tus opiniones, pues se trata de un tema muy discutido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *