Hablemos del entrenamiento en suspensión

Además de contar con una alimentación balanceada para asegurarnos que nuestro cuerpo reciba los nutrientes necesarios en su dinámica diaria en esta sociedad actual, una rutina de ejercicios puede servir de complemento. Esta actividad física es tan importante como alimentarnos bien.

Esa combinación de comer balanceadamente y ejercitar el cuerpo, ayuda a desarrollar una vida saludable, que contrarresta con el sedentarismo que pudiera originarse  en las grandes ciudades de hoy día.

Los ejercicios físicos, más allá de estar asociados al  perfeccionamiento muscular y la tonificación del cuerpo, son una herramienta que genera beneficios en las articulaciones, levantan el ánimo y permiten la realización de esfuerzos sin la presencia de dolores o malestares.

Ejercitarse garantiza resistencia al cansancio que puede impedir la ejecución de tareas o asignaciones; nos permite la reparación y restablecimiento de los tejidos del cuerpo,  activa al sistema cardiovascular, disminuye el riesgo de sufrir obesidad o cualquier trastorno relativo al metabolismo digestivo y quema las grasas innecesarias del cuerpo.

Entrenamiento en suspensión: una alternativa

Entre la variedad de ejercicios físicos que podemos desarrollar se encuentra el  entrenamiento en suspensión. Su mecanismo consiste en el uso del cuerpo suspendido para entrenar todos los músculos que componen al ser humano.

También conocido como TRX (Total Resistance Exercises) por sus siglas en inglés, el entrenamiento en suspensión está considerado como una actividad deportiva que permite usar el peso del cuerpo para fortalecerlo, optimizar su tenacidad muscular  y su flexibilidad. Todo eso con sistema de cuerdas.

Ventajas de practicar TRX

  • Esta actividad física se puede practicar en espacios pequeños, acondicionados para tal fin.
  • En una rutina de TRX la posibilidad de que se produzca una lesión es casi cero, porque solo se trabaja con el peso de cuerpo.
  • Su práctica periódica aumenta el rendimiento físico y el tiempo de ejecución, ya que el cuerpo se va adaptando a su mecánica.
  • La elasticidad del cuerpo se incrementa.
  • El entrenamiento en suspensión fortalece la parte central del cuerpo (caderas y pectorales).
  • El TRX se adecua al público  que lo realiza, no importa su condición física.

Otro punto a favor de esta disciplina es lo adaptable que son sus cuerdas al peso del quien se ejercita. Suma además que disminuye significativamente los dolores lumbares y los de la espalda.

Las desventajas del TRX

Para una persona que por primera vez se motiva a realizar el entrenamiento en suspensión se recomienda supervisión especializada. Esto porque lograr controlar el área lumbar no es cosa de un día y puede sufrir desplazamiento de la pelvis.

Para una persona con sobrepeso no es el ejercicio físico indicado para comenzar una rutina de ejercicios. Como el TRX trabaja con el peso de cuerpo, puede resultar adverso para emprender.

En el entrenamiento en suspensión es vital una persona con experiencia en su práctica. Alguien que censure las posturas e indique la rutina de acciones para evitar lesiones.

Si el propósito de practicar el entrenamiento por suspensión es el aumento de musculatura, perderás el tiempo. El TRX es ideal para el desarrollo, la coordinación y la flexibilidad del cuerpo.

Entrenamiento de suspensión: Una actividad pensada para todos

Inicialmente el TRX  comenzó como un entrenamiento militar. Hoy día es de gran utilidad para mucha gente, no solo para atletas de alto rendimiento o gente que asiste a los gimnasios para mantenerse en forma. Existen programas de salud dirigidos a gente de la tercera edad que lo usan por la seguridad que proporciona.

Existen programas liderados por fisioterapeutas que usan el entrenamiento por suspensión para rehabilitar a sus pacientes. También ha ganado terrero en las clínicas especializadas en medicina deportiva e incluso lo aplican los especialistas que tratan a personas con problemas de desviación en la columna.

Como entrenamiento en el hogar se ha consolidado. Amas de casa, estudiantes o personas que por alguna razón no poseen el tiempo suficiente para presentarse a un espacio de entrenamiento diario, recurren al TRX como estrategia ejercitarse a diario.

Lo que se recomienda es tener presente los movimientos y rutinas básicos del entrenamiento por suspensión, que son tres: para los pectorales, la parte superior de la espalda y parte superior de las piernas. La combinación de ellos es garantía de hacer lo correcto para que el cuerpo se sienta bien.

Antes de comenzar esta nueva práctica deportiva sería importante evaluar si te conviene o no. Consultar a los expertos en medicina deportiva o entrenadores si es la actividad que más se acomoda a tus necesidades y expectativas. Eso te evitará frustraciones y desmotivación al momento de hacer deporte.

Deja un comentario