Gimnasia para mayores de 50

Gimnasia para mayores de 50

El ejercicio, juega un papel tan transcendental en la salud como el cuidado de la alimentación, la hidratación y el descanso; sin embargo, cada edad supone necesidades diferentes, y es que para nada es igual el nivel de energía de una persona de 20 años, que las de aquella que supera los 50.

A diferencia de lo que se cree, la edad no es limitante para el desarrollo de actividades físicas, la clave está en conocer tanto las capacidades como limitaciones propias, y en función de ello escoger la rutina que mejor se adecue.

En esta ocasión, la cita es con un tema que les compete a las mujeres que desean seguir cuidándose y no ven a la edad como una limitación, pues están interesadas en conocer lo que implica hacer gimnasia para mayores de 50.

Índice

    ¿Cómo debe ejercitarse una mujer después de los 50 años?

    Es un error recurrente el asumir a la edad como limitante del ejercicio, en efecto, conformen pasan los años disminuyen las capacidades y nivel de resistencia, pero siempre habrán alternativas viables que impidan caer en manos de uno de los enemigos de la salud en la sociedad actual ¿Cuál? por supuesto que, el sedentarismo.

    ¿Qué tan factible es la gimnasia en la tercera edad?

    El paso a la tercera edad reviste una serie de cambios en el organismo y funcionamiento del cuerpo, en líneas generales, esto hace que se incrementen las limitaciones y mermen las capacidades; es así como hablar directamente de gimnasia para mayores de 50 se vuelve un tema bastante complejo.

    Pérdida de la masa muscular

    El avance de la edad trae consigo un efecto colateral inevitable: la pérdida de masa muscular, haciendo que mientras a mayor edad, más elevadas las probabilidades de sufrir lesiones o daños articulares. Sin embargo, esto no tiene porqué ser impedimento para estar en forma, solo es cuestión de ejercitarse de la manera adecuada.

    Del mismo modo es importante considerar la presencia de patologías que puedan verse perjudicadas con ciertas clases de ejercicios, por ejemplo sería erróneo apostar por un ejercicio de impacto si se sufre de hernia discal o cualquier condición vertebral. ¿Cuál es la recomendación? encontrar aquellos que tonifiquen y promuevan la ganancia muscular

    LEER  Hack Squats: El Constructor de piernas olvidado

    La osteoporosis

    La llegada de la menopausia también reviste la aparición de uno de los enemigos de la salud más comunes en mujeres de más de 50 años, la osteoporosis, ya que esta enfermedad es consecuencia directa de la combinación de la pérdida de masa muscular y el incremento de las posibilidades de ganar grasa.

    ¿Qué ejercicios se recomiendan después de los 50 años?

    Como se comentaba, cada persona tiene sus propias capacidades y limitaciones; no obstante si de elegir ejercicios de gimnasia para mayores de 50 se trata, lo conveniente es apostar por aquellos que promuevan la fuerza, movilidad y resistencia, debido a lo indicado que resulta cuando la meta es ganar masa muscular y mantenerte el peso ideal.

    ¡La paciencia será crucial!

    Es importante enfatizar la necesidad de ser muy paciente, por más buena que sea la rutina de ejercicios de gimnasia para mayores de 50, se debe considerar que en esta edad, demoran más en alcanzarse resultados positivos.

    No desanimarse será tan elemental como pautar objetivos tangibles, evitar la frustración requiere pensar a largo plazo, es decir, hacer del ejercicio una práctica de por vida en lugar de un período para adelgazar tonificar un poco el cuerpo.

    Gimnasia para mayores de 50 vs otro tipo de entrenamiento:

    En la actualidad, y de acuerdo a la opinión de los especialistas en el tema, existen diferentes rutinas de ejercicios que las mujeres de más de 50 años, pueden realizar sin necesidad de acudir a un gimnasio.

    • Bailar:

    Adicional de promover la coordinación – capacidad que merma conforme pasan los años – bailar contribuye a la segregación de endorfina, la hormona de la felicidad, lo que hace de la práctica, una alternativa de ejercicio saludable y divertido. Anímese a poner en movimiento su cuerpo, con el ritmo que prefiera mientras se manténgase ágil y coordinada.

    • Pilates:

    ¿Más que simples ejercicios de gimnasia para mayores de 50, quiere una alternativa que le permita desarrollar los músculos al tiempo que promueve el equilibrio y fortalece su columna vertebral? Todo esto y más, lo encontrará en el Pilates, método infalible cuando la meta es aliviar malestares lumbares y cervicales ya que mejora la movilidad, flexibilidad y fuerza.

    • Yoga:

    ¿Sufre de dolores en la espalda? ¿Quiere liberar la tensión y el estrés? ¿Busca una actividad que le ayude a relajarse y conciliar el sueño? si la respuesta a una o más de estas interrogantes es positiva, entonces necesita probar urgentemente una sesión de yoga en lugar de andar buscando ejercicios de gimnasia para mayores de 50.

    • Trabajar el Core:

    La zona del core figura entre las más importantes del cuerpo, ya que reúne buena parte de la musculatura; atendiendo a ello, ejercitarla se traduce a ganancia de fuerza e incremento de la resistencia, beneficiándose mucho la espalda. Pero eso no es todo, estos ejercicios promueven la óptima respiración, al tiempo que mejoran el suelo pélvico, previniendo prolapsos.

    • Movilidad y streching:

    Es bien sabido que los ejercicios de estiramiento contribuyen a la prevención de lesiones, en simultáneo que promueven la movilidad; es así como una sesión de “stretching” le permitirá trabajar la totalidad de su cuerpo con estiramientos guiados que le brindarán alivio a dolores de espalda y mejorarán su postura, al tiempo que incrementa su capacidad de movilidad y flexibilidad.

    LEER  9 beneficios de la sandía para la salud

    ¿Cuál es la frecuencia adecuada de entrenamiento?

    Tanto la frecuencia como la intensidad del ejercicio dependerán de cada persona, su experiencia en el entrenamiento y nivel de desempeño; no obstante, a modo groso – y al igual que los ejercicios de gimnasia para mayores de 50 - se recomienda la ejecución de cualquiera de las rutinas o disciplinas antes mencionadas, unas 3 o 4 veces a la semana.

    Por regla, conviene distribuir el tiempo de ejercicio entre 150 minutos de cardio y entre 2 a 3 sesiones de fuerza resistencia; claro, esto no implica que de considerarse competente y sin riesgo, no pueda entrenarse las veces que lo desee, incluso a diario.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que las aceptas :) Más info