Natación para embarazadas ▷ Beneficios y ventajas

natacion emabarazada

La natación para embarazadas ha sido desde siempre una de las mejores alternativas para ejercitarte en este estado, siendo completamente esencial para evitar hacer movimientos muy bruscos o poner en riesgo tu salud y la de tu bebé.

¿Conoces todas las ventajas de nadar durante el embarazo? A continuación, encontrarás todas y cada una de ellas para que puedas disfrutar y relajarte durante el ejercicio en esta etapa ¡Descúbrelo!

Índice

    Beneficios de la natación para embarazadas

    Desde hace más de un siglo, los estudios sobre la natación para embarazadas ha ido en crecimiento por todos los beneficios que pueden presentarse.

    Te puede interesar… ☝

    ¿Sabes como perder peso después del embarazo? Te mostramos una lista de los mejores consejos para volver a recuperar tu forma física después de tener tu [email protected] y volverte a ver bien.

    En principio, el agua ayuda a relajar el cuerpo y a mejorar la circulación de la sangre, siendo completamente relajante para todas las embarazadas en este estado, donde el estrés y la ansiedad son uno de los problemas más frecuentes, pero también:

    • Nadar en estado de embarazo mantiene los músculos tonificados, ayuda a mejorar la condición cardiovascular y ayuda a mantener el buen ánimo.
    • A diferencia de otras actividades, la natación durante el embarazo promueve una mejora física y mental con menores riesgos, sobre todo si seguimos las instrucciones de un especialista.
    • Ayuda a aliviar la presión en el vientre, liberar tensiones y mantener una actitud positiva, importantes en esta etapa de todas las madres.
    • El bebé también cuenta con beneficios en la natación durante el embarazo, puesto que a mejor oxigenación y circulación de la sangre, el infante recibe estos beneficios en su desarrollo.

    ¿Listo para saber cómo ejercitarte durante el embarazo con natación? Atento a las rutinas de los especialistas.

    piscina embarazada

    Ejercicios de natación para embarazadas

    Antes que nada, a menos que tu médico especialista diga lo contrario, el ejercicio es importante durante el embarazo a diferencia de lo que piensa la mayoría, por todo lo que hemos visto anteriormente y además para mantenernos ocupadas y productivas.

    LEER  Cómo tener el pecho de Lazar Angelov

    Recuerda meterte en el agua lo más lento posible, no intentes lanzarte en chapuzón así te encuentres en las primeras semanas.

    Saltos en el agua

    Una vez dentro, llega hasta el punto de la piscina donde puedas mantenerte tocando el suelo y el agua te llegue hasta el cuello. A continuación, da pequeños saltos hacia adelante y hacia atrás.

    Este ejercicio de natación para embarazadas ayuda a la circulación, mantener las piernas tonificadas y un buen estado físico. Ideal a partir de las 18 semanas, donde la barriguita ya está un poco crecida.

    Tonificación de brazos y pectorales

    ¿Crees que por estar embarazada no podrás tonificar brazos y piernas dentro de la piscina? Para realizar este ejercicio adecuadamente, debes contar con un tubo flotador EVA de goma espuma.

    Seguidamente, debes ir donde no toques fondo en la piscina con mucho cuidado y con supervisión, sobre todo si no te sientes muy segura. Ahora debes impulsarte con tu fuerza motriz de los brazos ¡Verás que bien lucirán tus brazos!

    Flotar para liberar tensiones

    ¿Te sientes estresada en el embarazo? La natación puede ser lo ideal para ti, no importa cuanto estés pesando, es posible flotar sobre todo con ayuda de tu pareja o de un instructor o especialista.

    Sentir el sonido del agua y estar en esta posición es una de las más relajantes que podrás realizar en este estado, donde también servirá como un espacio de meditación para ti si lo practicas.

    Si practicas natación para embarazadas en la zona sur te darás cuenta que la respiración es completamente esencial para este ejercicio y una de las mejores manera de liberar todo el estrés del día a día.

    También puedes ayudarte con dos tubos flotadores EVA posicionándolos uno en tu cuello y los otros en las piernas, verás que será como estar en una cama de agua.

    Consejos para nadar en estado de embarazo

    Aunque estemos hablando de uno de los deportes más seguros en estado de embarazo, la realidad es que no estamos fuera de peligro del todo, es necesario que un médico calificado nos dé el visto bueno para hacerlo.

    LEER  10 beneficios del melón para la salud

    Evita en gran medida entrar de chapuzón al agua, hazlo lo más despacio posible o puedes sufrir un aborto espontáneo, sobre todo en embarazos más avanzados. Nunca intentes nadar en ayunas o acabado de comer, puede ser muy incómodo para ti.

    La mejor etapa para practicar natación en el embarazo es en el primer trimestre, en este punto puedes hacerlo durante periodos de 30 a 45 minutos cuatro veces a la semana por lo general, disminuyendo a medida que pasan las semanas.

    No debes verlo como una competencia, tampoco para mejorar tus marcas, sino como una forma más segura y divertida para ejercitarte en estado de embarazo donde mantendrás una buena salud y figura.

    ¡No tienes más excusas, ejercítate estando embarazada con estos ejercicios de natación!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que las aceptas :) Más info