Multivitamínicos en el culturismo: Importancia y beneficios

Por fitnessred / hace 2 meses / 0 Comentarios ».

Hoy hablaremos de uno de los suplementos rey en los gimnasios, hablamos de los multivitaminicos, pero… ¿Son tan importantes y beneficiosos? ¿Trae algo malo su consumo regular? ¿Cuando deberían tomarse y ser utilizados estos suplementos vitamínicos?

¿Que es un complejo multivitamínico?

Un complejo multivitamínico es un suplemento el cual contiene una gran combinación de vitaminas y minerales, y en muchas ocasiones, muchos más oligoelementos o micronutrientes. Este suplemento recibe distintos nombres, dependiendo del sitio o zona donde lo estemos buscando, nombres como polivitamínicos o vitaminas múltiples por añadir ejemplos.

¿Que beneficios aportará un multivitamínico?

Una persona que no tiene unos niveles adecuados de vitaminas porque su ingesta diaria es muy baja o pobre en estos alimentos, tendría muchos beneficios por tomar un multivitamínico. Por ejemplo, la vitamina A le ayudará a mantener las mucosas y la piel en unas condiciones excelentes. La vitamina C le mantendrá el sistema inmune muy fuerte, combatiendo fácilmente con los radicales libres.

Desventajas de tomar multivitamínicos

Si se toman sin supervisión médica, a la larga podría traer una serie de problemas a nivel de salud porque podrían llegar a provocar una intoxicación.

Un exceso de vitaminas podría llegar a producir incluso deficiencias de vitaminas en tu organismo. Por ejemplo, un alto consumo de Vitamina A puede ocasionar fracturas en tus huesos.  La vitamina C en altas dosis podría provocarte fuertes diarreas, a pesar de ser una vitamina hidrosoluble, cuyo exceso es expulsado en la orina.

Alimentos recomendados para evitar tener que consumir multivitamínicos

Te vamos a dejar una gran lista para que evites usar multivitamínicos ya que consumiento regularmente estos alimentos, tendrás a bien seguro cubiertas tus necesidades de vitaminas diarias.

Vitamina A: coles, calabaza, brócoli, zanahoria, lechuga, guisantes, melón, hígado, atún y lácteos.

Vitamina B: tomate, zanahoria, espinaca, repollo, hinojo y calabaza.

Vitamina B1: levadura, germen de trigo, jamón, avena y leche.

Vitamina B2: hígado y lácteos.

Vitamina B3: maní, atún, arroz integral, sardinas y levadura.

Vitamina B5: yema de huevo, habas, sesos y leche.

Vitamina B6: lentejas, arroz, hígado y sardinas.

Vitamina B8: hongos, levadura, palta y ostras.

Vitamina B12: riñones y carne.

Vitamina C: cítricos, pimientos, patatas y brócoli.

Vitamina D: salmón, bacalao y exposición al sol.

Vitamina E: trigo, girasol y margarina.

Vitamina K: espinaca, lechuga y coliflor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *