El ayuno terapéutico. En que consiste y beneficios para tu cuerpo.

ayuno terapéutico

Aunque no lo creas, el ayuno terapéutico es uno de los procesos que nuestro organismo más agradecerá. Pero, como puedes imaginarlo, puede complicarse mucho si no se hace de la manera adecuada.

Sigue leyendo para que sepas qué es el ayuno terapéutico, sus fases, su impacto en el organismo, y las indicaciones y recomendaciones que te ayudarán a encontrar la forma correcta de hacerlo.

Te puede interesar… ☝

¿Qué son los factores de crecimiento rodilla?  Te contamos estos métodos efectivos para recuperarte de lesiones en tu rodilla. ✅

Índice

    ¿Qué es el ayuno terapéutico?

    Cuando hablamos de ayuno nos referimos a la restricción por voluntad propia de la ingesta de alimentos sólidos por un periodo de tiempo determinado. El mismo pueden ser solo un par de horas (como cuando desayunamos luego de las 8 horas de reposo digestivo), hasta un par de días continuos.

    Te puede interesar… ☝

    Los 12 mejores desayunos para tu cerebro que te beneficiarán en tu día a día. ¡Descúbrelos ya!✅

    Se le puede considerar como un proceso fisiológico y natural de nuestro organismo, el cual se puede evidenciar de manera instintiva en los niños y los animales (cuando estos se enferman, reducirán su apetito y dejarán de consumir alimentos sólidos hasta mejorarse).

    De igual manera, el ayuno se ha adaptado también a las necesidades religiosas de diferentes tipos de creencias alrededor del mundo, y a lo largo de la historia. Como es el caso del ramadán, la cuaresma. En países latinoamericanos, los evangélicos dejan de comer a partir del miércoles santo hasta el siguiente domingo.

    Cuando nos empezamos a referir al ayuno terapéutico nos encontramos con que este puede indicarse bajo la necesidad de completar un proceso de depuración de nuestro organismo, para así lograr una mejora en el estado de bienestar. Muchas veces es necesario en la trata de patologías concretas.

    Se han realizado ya muchas investigaciones para saber si este tipo de restricciones voluntarias realmente pueden significar un beneficio para el cuerpo humano. Y, la verdad es que sí se han logrado apreciar muchos beneficios en lo que se trata del ayuno en los estados de cetosis. ¡Quién lo diría!

    ¿Qué ocurre con nuestro organismo cuando decidimos ayunar?

    Cuando estamos experimentando una etapa de ayuno terapéutico lo que podemos esperar es que nuestro organismo tenga ciertas reacciones que, como no se está usando el aparato digestivo con la finalidad de absorber nutrientes, conllevan a procesos que se orientan más a la excreción y eliminación de sustancias de desechos, o tóxicas.

    LEER  Arroz blanco o arroz integral. ¿Cuál es el mejor?

    A su vez, el cuerpo humano también deja de usar una cantidad significativa de energía que se emplea dentro de los procesos de digestión, y esta se dedica ahora a los procesos de recuperación, auto-curación, y regeneración. En pocas palabras: le permitimos al cuerpo sanarse a sí mismo.

    Es importante aclarar que, durante el ayuno terapéutico, o cualquier tipo de ayuno, realmente no se trata de sólo “pasar hambre”. Lo que muchos no saben es que el organismo tiene reservas propias de las que puede disponer para así saciar sus necesidades.

    Otra aclaratoria de vital importancia es que, si se siguen indicaciones y recomendaciones del ayuno terapéutico al pie de la letra, tampoco se tienen por qué crear carencias nutritivas esenciales. También, gracias a las reservas de nuestro cuerpo. El organismo trabajará en pro de moverlas para que sean destinadas a la reutilización.

    ¿Cuáles son las fases del ayuno terapéutico?

    Fase 1

    En esta todas las reservas de glucosa que se encuentran presentes en el organismo serán utilizadas. Tanto de manera circulante como de depósitos de glucógeno en los músculos y en el hígado. La duración a de 24 a 48 horas, luego se entra e hipoglucemia, que nos lleva a la fase 2.


    Fase 2

    Es cuando el uso de las reservas lipídicas inicia. El metabolismo de las grasas es activado por parte del mecanismo de la hipoglucemia. Estamos hablando de la reserva principal de energía de nuestro organismo, que forman del 12 al 20% total del peso.

    Hormonas tales como la TSH, STH, o ACTH, son segregadas, para así desarrollar una acción lipolítica. El periodo de duración en este momento es de 30 a 40 días. Principalmente son consumidos los ácidos grasos.  El consumo de proteínas es posible, pero por pocos días y este decrecerá conforme avance la restricción.


    Fase 3

    Esta se considera como la última fase del ayuno terapéutico. Es cuando las proteínas imprescindibles comienzan a ser consumidas, y es instaurado lo que se conoce como inanición. ¡Será hora de abandonar la restricción de ingesta!, las reservas de nuestro organismo han sido agotadas.

    LEER  ¿El café es malo para el colesterol? Toda la verdad

    Como podrás ver, a nivel terapéutico, el ayuno es una herramienta más que interesante. Sin embargo, lo mejor siempre es ir de la mano de las indicaciones y recomendaciones del ayuno terapéutico que estipula un profesional en el área. ¡Este no está diseñado para todo el mundo!

    Indicaciones y recomendaciones del ayuno terapéutico

    ¿Paciente con patologías previas o poli-medicado?

    En este caso lo mejor es ayunar bajo la estricta vigilancia, y nunca interrumpir la medicación si no es lo que ha sugerido el profesional de ayuno junto con la opinión de un médico de confianza.

    El asesoramiento y control se irá adecuando según a la manera que respondan los síntomas y cómo evolucione cada paciente. Hay circunstancias en donde un ayuno terapéutico completo no podrá ser indicado, pero las variaciones intermitentes, o las dietas suaves, pueden que favorezcan los mismos procesos de eliminación.

    Respecto a la entrada y la salida del ayuno terapéutico

    Este es el punto donde las indicaciones y recomendaciones del ayuno terapéutico marcan límites. Tanto la entrada, como la salida, se definirán bajo supervisión. Es necesario que se sigan las pautas dietéticas adecuadas incluso antes de dar inicio, y luego continuar cuando acabe para empezar la realimentación.

    Esto es lo que definirá si el organismo será capaz, o no, de adaptarse a las nuevas condiciones a las cuales se les expone. Y también le facilitará y re-adaptación de la manera más segura y favorable.

    En caso de no prepararse para entrar, las molestias en el ayuno terapéutico serán inevitables. Cuando no se sale de este de la manera correcta se pueden desperdiciar todos los beneficios que se han obtenido.

    Los síntomas que pueden presentarse

    Durante el ayuno terapéutico con frecuencia las personas experimentan dolores de cabeza, náuseas o vómitos, malestar gástrico, mareos, estreñimiento, irritabilidad o debilidad. Estos deberían desaparecer en un periodo de tiempo relativamente corto.

    En este punto es normal que el encargado de asesorarte te recomiende una que otra infusión, sueroterapias, el uso de enemas, o tratamientos homeopáticos para que no pasen a mayores.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que las aceptas :) Más info