Skip to content
Fitness Red

Todo lo que puede hacer un nutricionista por ti

Dicen que somos los que comemos. Esta frase propiedad del filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach la escribió en su obra Enseñanza de la alimentación que fue publicada en el año 1850. Y es que el cuidado de la salud, de nuestra alimentación y de nuestro cuerpo no viene de ahora. 

¿Cuáles son las ventajas de acudir a un nutricionista? 

Ya en la antigüedad los antiguos griegos cultivaban el cuerpo y la mente ya que eran plenamente conscientes de que la comida es el combustible que nos da energía para vivir. Hoy en día, la sociedad es plenamente consciente de la necesidad de alimentarse bien, tener hábitos de vida saludable como hacer ejercicio de forma moderada, descansar adecuadamente y por supuesto, saber comer. 

Esto es de suma importancia debido en gran parte al ritmo acelerado de las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Lo bueno es que podemos recurrir a un nutricionista en Barcelona para que nos ayude con temas relacionados con la alimentación, dietas, información nutricional, mejora del rendimiento físico y de salud

Y no sólo eso, también nos pueden ayudar en caso de que padezcamos problemas gástricos y diabetes. 

Y es que los nutricionistas son más necesarios de lo que parecen y no sólo están para hacer dietas. Comer bien es importante, pero debemos aprender a hacerlo bien. 

Y es que, precisamente, comer sano no es tan fácil como parece, no sólo hay que tener en cuenta las calorías, también es necesario conocer datos tan importantes como el valor nutricional de los alimentos, la cantidad de azúcar que contienen y otra información de suma importancia. 

Esto lo saben los dietistas que se han convertido en nuestros aliados para conseguir adelgazar y mantener esos kilos de más a raya. Y no sólo eso, también para evitar el temido efecto “rebote” de las dietas. 

Este efecto es la recuperación del peso perdido, y es el principal enemigo de las dietas, sobre todo, aquellas milagrosas o que prometen adelgazar muy rápido en poco tiempo, algo imposible como todos los profesionales de la alimentación saben. 

En resumen, algunos de los beneficios de los nutricionistas son los siguientes: 

  • Te ayuda a comer de forma inteligente
  • Planes personalizados y a medida. Lo que sirve para todo el mundo no tiene que valer para ti. 
  • Mejora tus habilidades culinarias y el conocimiento de los alimentos. 
  • Bajar peso de forma inteligente y sin efecto rebote. 
  • Aumenta la motivación y cuentas con un apoyo extra en el proceso de adelgazar. 
  • Impulsa hábitos saludables a través de los alimentos, recetas y platos. 

¿Por qué debes acudir a un dietista? 

La gente piensa que los dietistas o nutricionistas solo son necesarios cuando queremos adelgazar. Esto no es del todo cierto ya que estos profesionales se ocupan de mucho más que eso. 

Por ejemplo, ¿sabías que un nutricionista puede ayudarte con tu nivel de diabetes, hipertensión o problemas cardiovasculares? 

Efectivamente, no sólo es necesario la consulta médica, un especialista en nutrición complementa los servicios de tu médico al establecer un plan de alimentación específico para tu dolencia o malestar sin que tengas que renunciar a tu estilo de vida ni a algunas de tus comidas favoritas. 

Otro aspecto en lo que te pueden ayudar es a solucionar problemas digestivos para que revise el estado de aquellos alimentos que pueden provocarte gases como los aceites, las bebidas estimulares como el café o las gaseosas como las cervezas. 

En todo caso, se trata de educarte en lo que sí puedes hacer y en lo que no. Y en esto los nutricionistas son unos expertos. 

Por supuesto, te ayudan en el tema de la comida para que lo hagas de forma inteligente. No se trata de que comas de forma sana, sino que entiendas porqué lo haces, pero sobre todo, cómo lo debes hacer para que surja efecto. 

Ningún cuerpo tiene las mismas necesidades energéticas ya que son muy diferentes entre sí. El cuerpo humano es una máquina perfecta, pero que necesita ser controlada y medida, en especial, si eres propenso a engordar fácilmente. 

Aunque el ejercicio sea necesario, controlar la alimentación también lo es. De hecho, según los profesionales la dieta es en torno a un 60 a 70 por ciento del total a la hora de bajar peso. 

Por otro lado, no se trata de dejar de tomar ciertos alimentos, también es ver cuándo no se pueden comer y cuándo sí. Posiblemente, hayas escuchado lo de no cenar carbohidratos por la noche, igual en tu caso no te hace tanto efecto como a otra persona si los comes de forma moderada por la noche. 

El caso es que la alimentación es un tema complejo que nos afecta física y mentalmente, al estar muy relacionado con la confianza y la autoestima. A mejores resultados, mayor confianza y mayores ganas de comenzar una dieta.