Edema óseo en la rodilla ¿Cómo actuar?

todo lo que debes saber sobre el edema oseo

Los huesos pertenecen al grupo de órganos más resistentes del cuerpo humano, sin embargo, estos también pueden sufrir lesiones; quizás en menor medida en comparación a la piel u otras partes del cuerpo, pero puede suceder. Una de las lesiones más comunes, es el edema óseo en la rodilla, un problema que puede desencadenar diferentes consecuencias en el organismo. Por lo tanto, resulta necesario conocer cómo identificarlo, cómo actuar ante esta situación, entre otros aspectos.

Índice

    Todo lo que necesitas saber sobre el edema óseo

    Todos los huesos del cuerpo humano se encuentran conformados por tejidos; los cuales, a su vez, están conformados por minerales como calcio, fósforo y colágeno. Esta combinación de sustancias, da como resultado que el hueso sea extremadamente resistente, pero también los hace vulnerable a lesiones. Las lesiones se presentan cuando los huesos se someten a una sobrecarga de presión o energía; es por ello que, resulta muy común que los deportistas sufran este tipo de problemas.

    todo lo que debes saber sobre el edema oseo

    ¿Cómo ocurre?

    Al haber mucha carga física en un hueso, puede ocurrir una acumulación del líquido inflamatorio en la médula del mismo. Esto normalmente ocurre cuando hay alguna lesión; pues el cuerpo envía glóbulos rojos y diferentes sustancias (incluyendo el líquido inflamatorio) para tratar el problema. Sin embargo, en ocasiones, dicho líquido se acumula; dando como resultado, un edema óseo.

    Edema óseo en la rodilla

    El edema óseo en las rodillas, es una patología que afecta la estructura anatómica de dicha zona; esta aparece cuando por un exceso de carga física, la rodilla sufre de una inflamación severa y el líquido inflamatorio, se concentra en la médula de los huesos de la rodilla. Claramente, esta afección es una consecuencia de un traumatismo o lesión; aunque también puede tratarse en ocasiones de microfracturas en la médula, sufrimiento mecánico, entre otros.

    edema oseo en la rodilla

    ¿Cuáles son los síntomas y signos del edema óseo?

    En lo que respecta a los síntomas que se pueden experimentar al padecer esta afección, se debe aclarar que estos son reducidos; el más común es el dolor. Es posible que, este sea generalizado o localizado, puede variar con cada caso. Además, este empeora notablemente con la realización de actividad física.

    LEER  Averigua si tu cuerpo está teniendo falta de vitamina D

    En casos avanzados, es posible que el paciente experimente cambios en la coloración de la zona; así como también, alteraciones en la temperatura.

    ¿Qué tratamiento hay para el edema óseo en la rodilla?

    El edema óseo es una patología que puede y debe tratarse con múltiples alternativas; sin embargo, es necesario tener presente que es de duración prolongada. Esto quiere decir que la recuperación total suele extenderse varios meses, pudiendo llegar a un año o más (dependiendo de la gravedad de la condición y si el paciente ha cumplido con el reposo, entre otros factores externos).

    Te puede interesar… ☝

    ¿Qué son los factores de crecimiento rodilla? Descúbre este método eficaz para recuperarte de lesiones. ✅

    Por lo tanto, es de vital importancia seguir todas las indicaciones asignadas por el especialista para así lograr una recuperación exitosa. Ahora bien, en lo que refiere a los tratamientos que se suelen asignar, se encuentran los siguientes:

    • Reposo: Esto implica que el paciente debe utilizar muletas u otros medios de apoyo para evitar sobrecargar las rodillas, mientras estas se recuperan.
    • Uso de medicamentos: Entre los fármacos que suelen recomendarse, están los analgésicos, análogos de la prostaciclina (Iloprost es el más conveniente), vitamina C y D, Bifosfonatos. Además, es útil el uso de colágeno, ácido hialurónico, entre otros.
    • Termoterapia: Para estos casos, se recomiendan los baños de contraste, pues los cambios de temperatura de este tipo, pueden ayudar a disminuir la inflamación en la médula ósea de la zona afectada.
    • Cirugía o descompresión medular: Son alternativas que se recomiendan solo a aquellos que tienen un caso gravemente avanzado.

    ¿Cómo saber que se tiene este problema?

    Identificar a simple vista un caso de edema óseo no es posible, ya que al tener solo un síntoma notable (el dolor), es posible confundir el problema con otro tipo de lesiones.

    Por lo tanto, si se está experimentando dicho síntoma, es conveniente acudir a un centro médico y solicitar la realización de distintas evaluaciones. Entre las más útiles para detectar edema óseo en la rodilla, están:

    • Resonancias magnéticas.
    • Gammagrafías óseas.
    LEER  Causas y diferentes tratamientos para los diferentes tipos de dolores en el lado izquierdo del cuerpo.

    Es importante aclarar que, a pesar de lo que naturalmente se pensaría, las radiografías no son útiles en el diagnóstico de este problema; por lo que, no serán de utilidad.

    Recomendaciones para los pacientes de edema óseo en las rodillas: ¿Cómo deben actuar?

    como actuar con un edema oseo

    Si se ha sido diagnosticado con esta condición, es necesario tener en cuenta diferentes recomendaciones, para así sobrellevar la patología y garantizar la recuperación. En este sentido, los tips más importantes a aplicar, incluyen:

    1. Actividad física

    Es común que esta condición sea enfrentada por atletas, por lo que el reposo podría afectarles negativamente. Es por ello que, se debe saber que luego de la 4ta semana de tratamiento (puede variar con cada caso, así que es mejor consultar al médico tratante) es permitido comenzar a realizar ejercicios.

    Sin embargo, estos deberán ser sin ningún tipo de esfuerzo o carga; de hecho, en casos de edema óseo en la rodilla, se recomienda practicar natación. Claramente, para la realización de este tipo de actividad, es necesario consultarlo previamente con el especialista. De esta manera, se podrá tener la seguridad de que no se afectará o empeorará la condición.

    2. Cuidar la alimentación

    Se trata de un factor que debe mantenerse en buenos términos, alimentarse correctamente permitirá al organismo tener un funcionamiento normal. Por lo tanto, puede reponerse con mayor rapidez. Asimismo, se debe tener presente que, mantener una alimentación ideal, ayudará a prevenir la pérdida de musculatura y otros efectos.

    3. Cumplir el tratamiento

    Una cualidad de este problema, es que, si no se tienen los cuidados necesarios y se cumple correctamente el tratamiento, empeora el caso y se pierde el avance obtenido. Es debido a esto, que muchas personas tienden a permanecer con esta condición durante un largo tiempo.

    Por lo tanto, a fin de garantizar la recuperación, se debe procurar evitar someter las rodillas a presión o fuerzas; ya que, de lo contrario, la complicación del caso podría ocasionar otra grave patología, denominada cronificación por Sudeck.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que las aceptas :) Más info