Fisioterapia invasiva. ¿En qué consiste? ¿Qué efectos tiene?

Fisioterapia invasiva

El término “fisioterapia invasiva” describe el conjunto de técnicas en las que se utiliza una aguja sólida que aplica de forma percutánea agente físicos o que inyecta fármacos en el tejido musculo esquelético. Al ser agujas sin bisel, no se introduce ningún tipo de sustancia en el cuerpo, pero sí se pueden usar aparatos de electroterapia que ayudan a mejorar el tono muscular, tanto si tiene debilidad como si está hiperactivo, es decir, presenta alguna contractura.

Te puede interesar… ☝

Hipnosis para adelgazar: ¿Funciona? Te lo contamos en este fantástico artículo. ✅

Índice

    Tipos de fisioterapias invasivas

    Podemos hablar de varios tipos de técnicas, principalmente vamos a extendernos en la técnica de punción seca ya que es la más utilizada en este campo por su sencillez y sus buenos resultados, ahora bien, la técnica de punción seca se basa en la introducción de una aguja de acupuntura a través de los tejidos hasta alcanzar el músculo en el que se aloja una zona hiperactiva provocando un estímulo mecánico y conseguir su liberación; el efecto es casi inmediato es relativamente sensible. Otra técnica es la acupuntura que es una técnica invasiva, consiste en introducir agujas de acupuntura en la piel y en el tejido celular subcutáneo, la aguja se puede introducir con una profundidad máxima de 1cm y mantener puesta durante unos 15 minutos, durante los cuales se puede mover mientras el tejido va liberando presión.

    La técnica de electro-punción o electro-acupuntura son las mismas técnicas anteriormente definidas combinadas con una estimulación eléctrica que consigue la normalización del tono muscular por el efecto eléctrico. También tenemos la técnica de neudomodulación que también es una técnica invasiva que consiste en introducir la aguja en los tejidos hasta alcanzar el nervio periférico que se estima tendrá una señal alterada, al añadirse el estimo eléctrico ayudara a normalizar la señal nerviosa, puede llegar aliviar el dolor, la sensibilidad o la falta de fuerza, por último esta la técnica de elecrolisis  consiste en introducir la aguja hasta alcanzar el tejido diana (músculo, tendón, ligamento) junto con la ayuda de un ecógrafo para facilitar la visualización, esta técnica tiene como objetivo romper los tejidos dañados y ayudar a la reparación gracias a su respuesta inflamatoria local.

    LEER  Relación entre la Creatina y la pérdida de pelo

    ¿En que consiste la fisioterapia invasiva?

    Este conjunto de técnicas se diferencian de la fisioterapia común en que se dirigen de forma concreta y directa sobre el tejido lesionado. De este modo la aguja estimula o practica una lesión controlada y puntual que activa el proceso fisiológico de reparación, y regeneración del tejido dañado. Las agujas de fisioterapia invasiva resultan prácticamente indoloras, ya que han sido mejoradas para minimizar el dolor al penetrar la piel. Sus resultados son evidentes desde la primera sesión, requiriendo de 4 o 5 sesiones para lograr una recuperación funcional óptima.

    ¿Quién puede someterse a un tratamiento de fisioterapia invasiva?

    El paciente ideal para estas técnicas o este tratamiento invasivo es aquel que se encuentra en situación crónica, con cambios regenerativos en el tejido blando, ya sea tendón, músculo, ligamento, incluso la cápsula o el nervio, es precisamente en estos casos donde la fisioterapia se encuentra más complicaciones para obtener resultados, las lesiones recurrentes como las tendinopatías permite con una o dos sesiones acelerar la eliminación del hematoma post-rotura y el edema de la zona, favoreciendo la correcta cicatrización del pedido. El tratamiento invasivo trae beneficios en los siguientes pasos: en personas con hernias discales, cefaleas, dolor neuropático, neuralgias craneales, mejora de la actividad neuromuscular,  perdida de la sensibilidad, inestabilidad articular, roturas musculares, entre otros.

    Beneficios de la fisioterapia invasiva

    Al prometer una recuperación más rápida y con mejores resultados, esta terapia se ha hecho la favorita entre deportistas de diversas disciplinas o trabajadores, para los deportistas por lo menos este tipo de terapia puede influir positivamente en el tratamiento de sus lesiones o incluso mejorando su rendimiento, teniendo mejores resultados a la hora de competir. No se recomienda practicar en mujeres embarazadas, personas con miedo a las agujas, zonas con heridas, cicatrices, tatuajes, personas con alergia a los metales y las que tengan problemas de coagulación.

    Por existir este tipo de problemas, y por ser una técnica invasiva a lo que no todo el mundo está acostumbrado, es necesario que el fisioterapeuta explique bien todo el proceso antes de emplear la técnica, dándole al paciente información sobre ventajas, inconvenientes y también sobre otras alternativas de tratamiento para mejores resultados y que el paciente se sienta bien con el tratamiento.

    LEER  ¿Como curar las heridas de quemaduras de forma casera?

    Para concluir, la fisioterapia invasiva es una especialidad de la fisioterapia que trata directamente el tejido lesionado con un conjunto de técnicas percutáneas, indoloras que estimulan la regeneración del tejido dañado, tiene muy buenos resultados en pacientes con roturas, ligamentos dañados, hernias, que presentan mucho dolor articular, entre muchos otros casos, gracias a la actualización puedes prescindir de las operaciones y colocarte en manos de especialistas que realicen este tratamiento.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que las aceptas :) Más info