Me fallan las piernas al caminar. Síntomas y a qué se debe

Me fallan las piernas al caminar

Los motivos por los que las piernas pueden fallar al caminar son muchos, sin embargo, la mayoría de las veces este es un problema que deriva de alguna enfermedad que está alojada en alguna parte de nuestro sistema.

Si quieres conocer más sobre esto y qué hacer al respecto, tendrás que seguir leyendo.

El fallo de las piernas al caminar es sólo la superficie del problema

Muchas personas tienen piernas que se agotan con facilidad, por lo que caminar, o correr, distancias prolongadas puede traducirse en una tarea verdaderamente ardua para ellos.

Sin embargo, esto no debe confundirse nunca con el hecho de que ocurra una debilidad repentina en las piernas que pueda identificarse como un fallo de las mismas. Ya que, este puede ser un síntoma de un problema de salud subyacente y es donde un médico debe evaluar la situación con la mayor prontitud posible.

En algunos casos será necesario que el paciente lo tome como una emergencia de salud, ya que algunas afecciones médicas pueden llegar a avanzar rápidamente desde el punto en el que notamos que algunas partes de nuestro cuerpo están empezando a fallar, lo que quiere decir que el problema es avanzado.

Índice

    Problemas más comunes por los cuales las piernas pueden fallar

    1. Una hernia discal

    Lo que se conoce como “disco deslizado” llega a ocurrir cuando la sustancia gelatinosa que se encuentra dentro de los discos y tiene como función amortiguar las vértebras, sobresale mediante una rotura hacia el exterior, lo que causa también mucho dolor.

    La razón por la que se puede sufrir de este problema puede provenir de una lesión, o cambios degenerativos en el ´rea de la columna, que en la mayoría de los casos se relacionan con personas de edades avanzadas.

    El motivo por el cual una hernia discal tiene la posibilidad de afectar la pierna es porque, en los casos de que el disco deslizado llegue a comprimir un nervio cercano, el dolor y entumecimiento se extenderá hacia esta extremidad de nuestro cuerpo gracias a que se expandirá a lo largo de dicho nervio.

    1. Síndrome de Guillain-Barré

    Muchas personas no llegan a saber qué es el síndrome de Guillain-Barré hasta que padecen de este. Pero no los culpamos. Para aclarar el ambiente, es un trastorno autoinmune muy extraño donde el sistema inmunitario ataca los nervios, lo que genera hormigueo y debilitamiento que suele iniciar en los pies y las piernas.

    Este es uno de los casos en donde mientras más rápido se acuda a un especialista mejor será, ya que se sabe que la debilidad puede extenderse con gran rapidez y en algunos casos es posible que llegue a paralizar el cuerpo por completo si no se actúa pronto.

    La causa de esta afección todavía es un misterio para la medicina y la ciencia, pero a menudo se genera gracias a una infección, como es el caso de la gripe estomacal o una infección respiratoria, por lo que personas de todas las edades están expuestos a este problema.

    Fallan las piernas

    1. Esclerosis múltiple

    La esclerosis múltiple es conocida por ser una enfermedad autoinmune que afecta al sistema nervioso central. Es donde el sistema inmunitario ataca la mielina, que es la vaina que se encarga de proteger los nervios en su alrededor.

    Este es un problema diagnosticado especialmente en personas que van desde los 20 años hasta las 50 primaveras. La gama de síntomas que es capaz de causar es realmente amplia y variarán dependiendo de cada paciente en específico, pero la debilidad muscular, dificultad para caminar y hasta los temblores, son de los más comunes.

    ¡Existen muchas otras afecciones que pueden afectar tus piernas!

    Desde el pinzamiento de un nervio, a una neuropatía tóxica pueden llegar a afectar tus piernas y la habilidad que tienes para caminar. Por lo que, cuando sentimos que algo no va bien con nuestras extremidades inferiores lo mejor es visitar a un especialista.

    Te recordamos que, en la mayoría de los casos, estos son problemas que viene de otras enfermedades, por lo que son síntomas que se pueden controlar y revertir, si entras en el tratamiento adecuado para ello.

    Pronto estarás caminando, y hasta corriendo, con normalidad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que las aceptas :) Más info