Skip to content
Fitness Red

Actifemme DIET, aliado contra la retención de líquidos y la grasa

Durante los últimos años ha aumentado entre la sociedad la tendencia por una buena alimentación y el ejercicio físico. En este hábito tiene una gran influencia las dietas para perder peso, unas rutinas en las que, además de buenos alimentos, conviene contar con productos contra la retención de líquidos como Actifemme DIET drenante. Sus propiedades le convierten en el perfecto aliado para luchar frente a la acumulación de líquidos, favorecer la digestión y eliminar los gases del organismo. 

En este sentido, la grasa también es un factor importante a tener en cuenta a la hora de adelgazar. Por ello, además de productos para la retención de líquidos, Actifemme DIET cuenta con una línea Quemagrasa para eliminar la grasa acumulada y controlar de forma eficaz las grasas que se ingieren tras cada comida. Se trata de un complemento ideal para, junto con una alimentación saludable y el ejercicio físico diario, dar pasos firmes para perder peso. 

Ambos productos, con función drenante y quemagrasa, formar un pack perfecto en el que apoyarse en el día a día para conseguir adelgazar. La procedencia natural de sus ingredientes les otorga características espeiales para confiar en ellos e introducirlos en la dieta diaria como complementos nutricionales con los que, día a día, decir adiós a esos kilos de más de los que deseamos desprendernos. 

Contra la retención de líquidos y la grasa acumulada 

Tanto la retención de líquidos como la grasa acumulada son dos elementos que favorecen el aumento de peso. Por un lado, retener líquidos provoca sensación de hinchazón, de malestar, menor flexibilidad en las articulaciones y, en consecuencia, un aumento del perímetro abdominal que, aparentemente, no tiene explicación si no se conocen los síntomas propios de esta dolencia que puede tener diversos orígenes: desde cambios hormonales durante el embarazo hasta enfermedades renales. 

Por otro lado, la acumulación de grasa en el organismo es otro de los factores que genera obesidad y que, además, choca frontalmente con un estilo de vida saludable. Esta acumulación de grasa, entre otras causas, puede darse por una mala alimentación y ausencia de ejercicio físico. Ingerir alimentos ultraprocesados supone introducir en el organismo grasas no saludables que además, son difíciles de eliminar sin no se adopta una alimentación sana y e realiza deporte con cierta regularidad. 

En esta línea, contar con los productos Actifemme DIET drenante y quemagrasa supone un punto de apoyo importante para luchar tanto contra la retención de líquidos como la grasa. En ambos casos se trata de agua purificada con variados ingredientes: el producto drenante cuenta en su composición con vinagre de manzana, hojas de alcachofa, hinojo o diente de león, entre otros; mientras que el quemagrasa contiene naranja, té verde, garcinia y café. 

Los beneficios de adelgazar 

El objetivo de introducir los productos de Actifemme en la dieta diaria es perder peso, algo que tiene numerosos efectos positivos para nuestra salud y que, además, es una forma ideal para prevenir enfermedades que, a posteriori, puedan tener consecuencias de mayor gravedad o incluso crónicas. Por ello, acoplarlo a una buena alimentación y al deporte físico será la base para un nuevo estilo de vida más saludable en el que se notarán todos sus beneficios. 

Ganarás vitalidad 

Una de las primeras consecuencias de perder peso a través de una dieta saludable, el deporte y los complementos ideales, es el aumento en la vitalidad. Eliminar la pesadez, la sensación de hinchazón, provocará eliminar también la desgana y aumentará las motivación de levantarse del sofá y hacer multitud de planes, tanto si engloban un componente físico como si no. Esta vitalidad se basará en una mejor salud mental en la que las ganas de mantenerse en movimiento vencerán a la pereza. 

Dormirás mejor 

Llevar una alimentación sana y mantener un peso adecuado son unas de las claves para dormir bien por las noches. Comer de forma correcta, sobre todo en las horas previas a irnos a la cama, evitará digestiones pesadas que puedan impedirnos dormir. Además, las personas con sobrepeso suelen sufrir también episodios de insomnio, por lo que alimentarse mal y la falta de descanso son una evidente mala combinación para la salud. 

En este punto, conviene añadir que dormir también contribuye a perder peso, por lo que, consiguiendo un equilibrio, puede lograrse un tándem perfecto para lograr nuestro objetivo. ¿Por qué? Porque, según un estudio de la Universidad de Chicago, descansar bien ayuda al organismo a perder más grasa durante el sueño

Menor presión arterial 

La evidencia científica ha certificado que perder peso contribuye a disminuir la presión arterial hasta niveles normales para nuestro cuerpo. Esta mejora tienen una consecuencia directa muy importante, y es que se reduce de forma considerable el riesgo de sufrir cardiopatías e ictus. En este sentido, adelgazar también es fundamental para evitar enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 2 o la artritis.  

Llevar una buena alimentación y realizar ejercicio diario será una ayuda para mejorar nuestro cuerpo y nuestra vitalidad, y también el mejor antídoto ante patologías que pueden acarrear graves consecuencias. 

Prevención ante algunos tipos de cáncer 

La ciencia también establece que las personas con sobrepeso tienen mayor probabilidad de sufrir algún tipo de cáncer durante su vida. Al aumento de peso se han asociado el cáncer de mama, cáncer colorrectal, uterino, de riñón, de páncreas, de esófago e incluso de próstata, entre otros. Esto se debe al aumento de niveles de insulina, mayor cantidad de estrógenos debido a la acumulación de grasa que, a su vez, favorece el desarrollo de las células cancerosas. 

Mejora tu salud mental 

Dar el paso adelante para perder peso tiene también beneficios para la salud mental. De hecho, se trata de un elemento fundamental para tener éxito en el reto de adelgazar. En esta línea, se recomienda una dieta basada en alimentos de calidad que aporten al organismo minerales, vitaminas y antioxidantes que serán positivos para la actividad cerebral. Es más, la pérdida de esos kilos de más también tendrá un impacto físico que aumentará la autoestima y, por ende, reducirá el estrés y evitará enfermedades psiquiátricas como la depresión.