BCAA ¿para qué sirven?

¿Alguna vez has leído y te has preguntado qué es y para qué sirve BCAA? Pues sigue leyendo este artículo para que aprendas sobre este término que es muy importante para nuestra salud.

BCAA es la abreviatura en inglés de aminoácidos de cadena ramificada (branched chain amino acids). Está integrada por tres aminoácidos, que son la isoleucina, la leucina, y la valina que son muy importantes para el organismo.

Sin embargo, surge un problema a esta premisa: el cuerpo no es capaz de producirlos por sí mismo, así que para obtener estos aminoácidos de cadena ramificada se necesita la ayuda de una correcta alimentación y de suplementos como elementos aliados.

Funciones de los BCAA’s

¿Para qué sirve BBCA? Estas son las funciones que cumplen los tres aminoácidos que la componen:

  • Isoleucina: Es la que colabora para que las células absorban glucosa. Con ello se puede prevenir el catabolismo en los músculos. Es decir, si le damos al cuerpo las fuentes de energía que requiere, iremos previniendo la pérdida de masa muscular.
  • Leucina: Se encarga de estimular la proteína muscular, a fin de permitir el mantenimiento del músculo de manera correcta. Esto se puede lograr con la regulación del metabolismo proteico.
  • Valina: Es la que tiene una influencia directa sobre la energía, no solo del cuerpo, sino también de la mente. Esto hace suponer, entonces, que el mantenimiento de los niveles correctos de la valina nos ayudará a evitar tanto la fatiga mental como la física.

Esto es necesario cuando se intenta aumentar el rendimiento físico, o cuando necesitamos recuperarnos luego de haber terminado un entrenamiento.

Los BCAA se metabolizan de manera prioritaria en el músculo esquelético, donde pueden ser empleados como fuente de energía, para la producción de otros aminoácidos como Alanina y Glutamina, que también forman parte del llamado Ciclo de Krebs para la fuente de energía.

De manera global podemos concluir en este punto que ayudan a la síntesis de la proteína, a mantener el glucógeno, a mejorar el rendimiento en actividades anaeróbicas y aeróbicas, a disminuir los síntomas de dolor muscular después del enfrentamiento.

recuperacion muscular bcaa

Igualmente, a colaborar con el sistema inmunológico incrementando, por ejemplo, la producción endógena de glutamina, un aminoácido que si bien no es esencial, muy importante y abundante en el músculo. Durante el ejercicio, los BCAA son oxidados en el músculo, por lo cual colaboran a la captación muscular de oxígeno.

¿Cómo obtener aminoácidos ramificados de forma natural?

Ahora que ya sabemos para qué sirve BCAA, es importante dejar claro cómo pueden obtenerse, ya que el cuerpo no es capaz de producir isoleucina, leucina o valina por su cuenta, pero lo necesita para su desempeño adecuado.

Te puede interesar… ☝

¿A cuanto equivale un batido de proteínas? Métodos alternativos para ingerir el número de proteínas adecuado de forma natural.  ✅

Para esto, entonces, necesitaremos sumar a nuestra dieta diaria ciertos alimentos que también nos brindan otros beneficios, así como también podemos añadir algunos suplementos. Los aminoácidos de cadena ramificada podemos hallarlos en el pollo, pescado, la soja, las lentejas, los huevos o los lácteos.

alimentos con bcaa

Si apostamos por sumarlos a tu plato de comida, el desayuno es el momento más adecuado, mientras que, en el caso de los suplementos, conviene ingerirlos en ayuna. Si decidimos beberlos durante el entrenamiento, se aconseja añadir el suplemento en bolso al líquido que tomamos al ejercitarnos.

Siempre es bueno que cuando vayamos a tomar alguna bebida con sabor, comprobar anteriormente, con una pequeña cantidad, que la mezcla sea gustosa para el paladar. Los aminoácidos de cadena ramificada también podemos consumirlos para recuperarnos del cansancio físico, así que puede hacerse ya sea a través de un plato de comida como en forma de suplemento.

Cuándo convienen los suplementos de BCAA

¿El suplemento BCAA para qué sirve, y cuándo conviene utilizarlos?

Si estás tratando de eliminar grasa, la reducción de carbohidratos, la restricción calórica y el entrenamiento en ayunas colaboran para este fin, pero también hay que dejar claro que esta combinación de decisiones puede afectar negativamente a tus músculos.

Es cierto que una alimentación adecuada al momento de culminar el entrenamiento es vital para evitar algún daño, también puede servir muchísimo tomar entre cuatro y ocho gramos de un suplemento de aminoácidos de cadena ramificada antes de comenzar a hacer los ejercicios.

Algunos estudios que se han realizado con el fin de determinar para qué sirve BCAA han empleado a personas que realizan una significante cantidad de actividad física, pero con baja ingesta de proteína, de menos de 1,5g/kilo, es a este grupo a quien le pueden beneficiar más los suplementos.

¿Se pueden obtener los mismos resultados reemplazando los BCAA por una proteína de suero antes del entrenamiento? Sí, pero no es recomendable, ya que los aminoácidos de cadena ramificada ofrecen dos ventajas muy importantes:

  • Velocidad: Ya que son aminoácidos “libres”, no requiere que sean digeridos, es decir, rápidamente aparecen en el canal sanguíneo, y están preparados para ser aprovechados por los músculos.
  • Bajas calorías: Aunque en teoría los aminoácidos de cadena ramificada tienen calorías, es muy poca en comparación con un batido de proteína. También sirve mucho si estás en un proceso estricto de restricción calórica.

bcaa cuando tomar suplementos

Técnicas hipopresivas

Una vez ya tenemos claro para qué sirve BCAA, corresponde hablar entonces de las técnicas hipopresivas. Estas consisten en rutinas de ejercicios posturales y respiratorios, que hacen trabajar a la mayoría de nuestros músculos, al mismo tiempo que bajan la procesión intra abdominal.

Estos ejercicios sirven para fortalecer nuestros abdominales, basados en el control de los niveles de respiración, lo cual debe hacerse a través del diafragma. La hipopresión servirá para contraer el core, debido a la presión que recibe nuestro abdomen.

¿Cómo lo hacemos? Contrayendo de forma voluntaria los abdominales, mientras procedemos a exhalar de abajo hacia arriba, para que de esa forma se suban tanto las vísceras como el diafragma.

A diferencia de los abdominales tradicionales, aquí la intensión no es que los hombros se acercan a la pelvis al momento de cada repetición, sino que podamos adecuar nuestra respiración, para un correcto posicionamiento de nuestros abdominales. Así los órganos ya no se empujarán hacia abajo, previniendo daños al perineo, a órganos inferiores, o incontinencia.

Las técnicas hipoprosivas, además, colaboran para fortificar los músculos trasversales del abdomen, contribuyendo a que podamos tener un estómago plano. Bastante bueno, ¿no?

 

Deja un comentario